A casi 3 años de iniciar un profundo proceso de crecimiento, Atotonilco el Alto ya es reconocido como un municipio en pleno desarrollo, un municipio en el que se confía para invertir, para vivir, para desarrollarse.

Es un municipio donde se vive el fenómeno de la oferta de empleo, hoy hacen falta trabajadores en las diferentes actividades económicas, los atotonilquenses tienen buenos empleos, bien remunerados, pues la iniciativa privada en conjunto con este gobierno hemos permitido que se oferten cientos de vacantes de empleo. Tan solo en estos años Atotonilco fue testigo de las inversiones millonarias que las empresas internacionales realizaron aquí, en su instalación y expansión, eso se traduce en crecimiento económico, más empleos, bienestar para las familias del municipio.

Hoy somos un municipio competitivo, abierto, que se está transformando sin perder sus raíces que los distinguen en el estado de Jalisco.

Gracias a su enorme potencial ha logrado colocarse en los primeros lugares en algunos aspectos y superar a municipios de la región, Atotonilco está creciendo, atrayendo inversiones extranjeras y generando empleos como nunca antes, que han contribuido para que hoy México presente un total de 3 millones de empleos generados al cierre de esta administración federal.

Nuestro municipio se posiciona en primeros lugares de exportación, en productos que ya son nuestro distintivo, limón persa y tequila.

Esta administración ha trabajado sin descanso en diferentes necesidades que los atotonilquenses nos demandaron: seguridad y empleo, los resultados son tangibles, avanzamos en la dirección correcta, devolvimos la tranquilidad a los atotonilquenses y es algo que se nota.

Desde que llegue al servicio público me comprometí a apoyar a las familias de escasos recursos, de esta forma logramos crecer algunos padrones de programas de asistencia social en un 50% más, entregamos beneficios directos para la mejora de viviendas en zonas en completo rezago, impulsamos diferentes proyectos para evitar la deserción escolar de nuestros niños y jóvenes, entregándoles diversos apoyos.

Todas y cada una de las áreas fueron dirigidas por gente profesional y con experiencia, logrando alcanzar los objetivos deseados, en los tres años de gobierno invertimos un total de 80 millones de pesos en obra pública, con lo que logramos transformar el entorno de algunas comunidades y localidades.

Es innegable que iniciamos este proceso de transformación que estamos seguros continuara por el bien de los atotonilquenses, les presento con orgullo este tercer y último informe de gobierno, ESTOS SON LOS RESULTADOS.