taretan1

A 10 minutos de cabecera municipal con manantiales, áreas recreativas, terrazas y teatro estilo griego entre bellos escenarios naturales narra la leyenda que nos dio vida.

Desde 1950 comenzó a funcionar como un baño natural de aguas termales y un lugar de diversión para las familias ubicado al costado del río Taretan que nace en las tierras alteñas de Jalisco. Remodelado en los noventa, ahora alberga una estatua de cantera de San Miguel Arcángel, el patrono de Atotonilco, varias terrazas con mesas y sillas de piedra, vestidores y un parque infantil para los niños; la leyenda de la época Hispánica de este lugar afirma que las aguas de este rio tienen propiedades curativas.

taretan2

Taretán Water Park
Since 1950 it began to function as a natural hot spring bath and an amusement place for families located at the sides of the Taretan River which is born in the highlands of Jalisco. Remodeled in the mid-nineties, now it houses a stone statue of St. Michael Archangel, the Patron Saint of Atotonilco, several sheds with tables and chairs made of stone too, dressing rooms and a playground for children; the Hispanic legend of this place claims that the waters of this river have healing properties.

taretan3

Balneario natural desde 1950. Ha tenido diferentes remodelaciones en la alberca y en la actualidad cuenta con un teatro griego al aire libre, casetas familiares para comidas y festejos, áreas verdes y un milenario balneario natural. Es un lugar con leyenda, ya que cuenta la tradición popular que en la ciudad Purépecha de Tzintzunzan, capital del reino de Michoacán, gobernaba el gran Tanganxoán, el cual tenía una hija llamada Tzintzintli, que inexplicablemente enfermó de un extraño mal, sin que los mejores curanderos pudieran hacer nada. Los Tlamacasquis (sacerdotes), oraron implorando al Dios Curicaberi, por ser el más poderoso, quien se compadeció del padre hablando por boca de su Mazateotl (sumo sacerdote), que aconsejó que se llevara a un manantial de aguas curativas. Al ser informado prometió fundar un pueblo si su hija sanaba, y al ser así, fiel a su promesa y trayendo consigo prisioneros de habla Náhuatl, lo fundó. Al lugar del baño se le asignó en lengua purépecha el nombre de Taretán.

Pin It